Blog de mmusuymartinez

REFLEXIÓN

A lo largo de estos meses el proceso formativo ha sido sobre todo teórico. Casi todas las asignaturas que hemos hecho han tenido una base teórica muy fuerte y nos han permitido entender cómo ha evolucionado el mundo de la enseñanza de las lenguas extranjeras a lo largo de los años, sus teorías, los referentes en ELE… Por eso, creo que podríamos decir que la mayoría de las asignaturas nos han servido para hacer ese trabajo que no se ve tanto, ya que no se ve en una clase, pero que todo profesor necesita hacer para que la clase funcione correctamente y los alumnos puedan obtener resultados en su aprendizaje. Para mí, lo más importante que he aprendido es la importancia de tener unos objetivos claves para preparar una clase: las competencias que se quieren trabajar, cómo estructurar la clase, cómo organizar a los alumnos (grupos, parejas, individualmente), qué tipo de ejercicios hacer, aunque siempre teniendo un enfoque comunicativo… Es un aspecto que ya tenía en cuenta y que sabía que era muy importante pero las asignaturas que hemos cursado estos meses del máster, me han ayudado a consolidarlo. Además, todos estos nuevos conocimientos me han dado las herramientas necesarias para poder afrontar los problemas que puedan surgir como profesor.

La manera de concebir la enseñanza de ELE creo que la he mantenido bastante al modo que tenía antes de empezar el máster. Continúo pensando que es un aprendizaje de alumno y profesor y que el profesor tiene que ser un guía que ayude al alumno a adquirir los conocimientos de la lengua y la cultura que está estudiando. En la práctica educativa que estoy desempeñando ahora ya había un objetivo muy claro que era que los alumnos participasen, que hablasen y que participaran de manera muy activa en clase. De todas manera, había algunas clases más dedicadas a la cultura, como la presentación de ciudades o tradiciones culturales (fiestas, celebraciones…) que al inicio tenía la tendencia natural de hacerlas como un exposición en clase y poco a poco he intentado que fueran descubriendo esta misma información por ellos mismo a través de materiales que yo les traía, exposiciones que ellos tenían que preparar, entre otros.

De todos modos, y como modo de conclusión, estos últimos meses también me han servido para darme cuenta que la formación de un profesor nunca acaba y que es muy difícil aplicar todos los conocimientos que se adquieren de manera tan condensada de golpe. Por eso, creo muy importante ir revisando y repasando asignaturas que ya se han hecho y ser conscientes que hay mucho camino aun por recorrer, ya que toda esa teoría que estamos aprendiendo en cada asignatura la tenemos que aplicar en el momento adecuado y de la forma correcta. 


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: